Follow by Email

miércoles, 11 de mayo de 2016

FRUTO DEL SUEÑO, por Antonio Camacho Ramírez

A paloma de nieve condenado, 
A flor de llama al viento sometido, 
a lluvia desgajada estatuido 
fruto del sueño, ciervo degollado. 

Te meces en el aire, vulnerado 
Fantasma de los ojos desprendido, 
carbón en cuyo rostro se ha encendido 
Lo que la muerte tiene anticipado. 

Vienes con pasos turbios de cautela, 
En las frondas del sordo duermevela, 
como las huellas del asesinado 

amor que ayer nos entregó la suerte 
un minuto no más y que hoy se vierte 
sobre el fulgor del pecho derramado. 


Arturo Camacho Ramírez (Colombia, 1910-1982)