Follow by Email

lunes, 11 de enero de 2016

POEMA DE CONFESIONARIO 83

Jesús tuvo los brazos siempre abiertos.
Enseñó.
Amó.
Perdonó.
Redimió.

Pero, aún hoy, hay quienes lo crucifican.

David Alberto Campos Vargas (Colombia, 1982)