Follow by Email

lunes, 11 de enero de 2016

POEMA DE CONFESIONARIO 78

A estas alturas de la vida
No le meten a uno gato por liebre.
Ya uno ha visto
Académicos ignorantes
Médicos irresponsables
Pilotos ebrios
Senadores pederastas
Pastores embusteros
Abogados criminales
Policías travestidos
Monjitas ladronas
Científicos mentirosos
Diplomáticos sedientos de sangre
Filántropos clasistas
Socialistas en autos de lujo
Deportistas tramposos
Hembristas sumisas
Teólogos comerciantes
Darwinistas testigos de Jehová
Concejales turbios, alcaldes turbios, gobernadores turbios,
Parlamentarios turbios, ministros turbios, presidentes turbios,
Psicólogos desquiciados
Casanovas homosexuales
Aristócratas con gustos plebeyos
Empresarios en bancarrota
Motivadores suicidas
Actores tímidos
Periodistas leales
Artistas concretos
Ecologistas pirómanos
Filósofos sin brillo
Enfermeras asesinas
Profesores  alcohólicos
Ingenieros imprecisos
Espías cobardes.
Sí. Ya uno ha visto
Las cimas y las simas
De la condición humana.

David Alberto Campos Vargas (Colombia, 1982)