Follow by Email

jueves, 14 de enero de 2016

POEMA DE CONFESIONARIO 53

Me entrego
Y entrego todo lo que soy:
Un puñado de textos inconclusos;
Unas ideas lúcidas, aunque desconocidas
Por el mundo pendiente de la farándula;
Una sucesión de caídas y búsquedas;
Un corazón que buscó dar dulzura;
Un alma que viajó bastante;
Una resignación sin nombre;
Una felicidad mística.

Espero que eso baste.

El Señor tiene la palabra.

David Alberto Campos Vargas (Colombia, 1982)