Follow by Email

domingo, 17 de enero de 2016

POEMA DE CONFESIONARIO 35


A estas alturas
Ya sé reconocer al bobo, al fanático:
Tiene convicciones delirantes y se hace matar por ellas;
Se cree con derecho a agredir a quien no las comparta;
Posa de gurú o de iniciado;
Reprende a los que piensan por sí mismos;
Predica hasta en un almuerzo;
Sólo tiene un libro, y jura que es la Verdad revelada;
Cuando le preguntas algo, se da aires de suficiencia
Y, en tono sabihondo, te responde
Lo que no le preguntaste.

David Alberto Campos Vargas (Colombia, 1982)