Follow by Email

domingo, 17 de enero de 2016

POEMA DE CONFESIONARIO 25


No, no existe excusa.
El violento es maldito donde quiera que vaya.
No existen las consignas, ni las buenas intenciones
Para esa Justicia que es ineludible.
¡Ay de aquel que causa sufrimiento
Y se escuda en una ideología!

David Alberto Campos Vargas (Colombia, 1982)