Follow by Email

domingo, 17 de enero de 2016

POEMA DE CONFESIONARIO 2


No es en modo alguno
Iluminación o nirvana;
Sólo es un estar quieto
Observando, no sufriendo
La idiotez de los otros
Y la fealdad se esfuma, se hace ajena.

David Alberto Campos Vargas (Colombia, 1982)