Follow by Email

domingo, 8 de noviembre de 2015

DAR, por Amado Nervo

Todo hombre que te busca , va a pedirte algo. 

El rico aburrido, la amenidad de tu conversación; el pobre, tu dinero ; el triste, un consuelo;
 
el débil, un estímulo ; el que lucha, una ayuda moral . 

Todo hombre va a pedirte algo. 


¡ Y tú osas impacientarte ! 

¡ Y tú osas pensar: "qué fastidio"! 

¡ Infeliz ! 

La LEY escondida que reparte misteriosamente las excelencias 

se ha dignado otorgarte el privilegio de los privilegios , 

el bien de los bienes , la prerrogativa de las prerrogativas: ¡DAR ! 

¡ Tú puedes DAR ! 

¡ En cuantas horas tiene el día, te pareces a ÉL , que no es sino dación perpetua, 

difusión perpetua y regalo perpetuo ! 


Deberías caer de rodillas ante el Padre y decirle : " Gracias porque puedo dar, Padre mío. 

¡Nunca más pasará por mi semblante la sombra de la impaciencia ! " .


¡ En verdad os digo que vale mas dar que recibir ! 


Amado Nervo (México, 1870-1919)