Follow by Email

viernes, 20 de febrero de 2015

Manuel Ancízar, sobre la religiosidad popular y el clero antiguo

"...La religión tiene poderoso influjo en el ánimo de estos moradores, como en todos los de las cordilleras principales de nuestro país; pero esta dichosa disposición no ha sido cultivada conforme al espiritualismo de los dogmas cristianos, sino inclinándola a las prácticas materiales del culto romano de la edad medía, a que son muy dados los indígenas por las analogías que establecen entre aquellas prácticas y las del politeísmo de sus mayores. Semejante sistema de educación religiosa es de los primeros tiempos de la conquista de estas comarcas.. llegará el día en que las meras ceremonias, las procesiones y símbolos materiales no satisfagan los entendimentos que pedirán doctrinas elevadas y sustanciosas, más dogma y menos representación. Ya lo he dicho y no me cansaré de repetirlo: si nuestro clero no comprende la crítica situación actual de las cosas y de los hombres e insiste en quedarse detrás del movimiento social en vez de encabezarlo, provoca una tormenta desastrosa en que por lo pronto sucumbirá el sentimiento religioso del pueblo. Renacerá, sin duda, porque la religión es un elemento de vida indispensable para las naciones; pero renacerá después de mil catástrofes y extravíos bárbaros, los cuales pueden evitarse y sería un crimen no prevenirlos. Veo caminar mi patria a esta crisis suprema, resultado del tránsito del orden social antiguo al nuevo: ¡ el clero tiene en sus manos la salud pública, y el clero permanece inerte y dormido!..."

Manuel Ancízar Basterra (Colombia, 1812-1882)