Follow by Email

lunes, 22 de diciembre de 2014

Inventario 2014

Hasta hace un tiempo
Traté de hacer lo que los demás quisieron.
¿Qué gané?
Algunos aplausos,
Varias ingratitudes,
Muchos malentendidos.
Redondeando: por escasos momentos alegres
Numerosos dolores de cabeza.

Después decidí mandarlos al carajo.
Traté de hacer lo que quise.
Y, en efecto, mi vida fue más tranquila.
Deshaciéndome de tanto hijo de puta
Caminé más liviano, más sereno.

Luego decreté una especie de amnistía
Y entendí que el perdón, aunque difícil, es fecundo.

Desde hace poco
Trato de hacer lo que Dios quiere.
¿Qué he ganado?
Saber quiénes son mis amigos.
Saber qué vale la pena.
Entender cómo es la vida
(la real, la hermosa: la auténtica)
Y con quiénes es bueno vivirla.

También he ganado tiempo, mucho tiempo
(eso es lo bueno de leer a los grandes y escuchar a los sabios
en vez de estar oyendo a los idiotas).

Y lo más importante:
cierta visión,
cierta perspectiva de lo eterno
(de lo perdurable,
de lo Divino).

Mi fe se acrecienta a cada paso,
Mi corazón se abre a lo infinito.

David Alberto Campos Vargas (Colombia, 1982)