Follow by Email

sábado, 29 de noviembre de 2014

Monólogo, por Octavio Paz

Bajo las rotas columnas, 
entre la nada y el sueño, 
cruzan mis horas insomnes 
las sílabas de tu nombre. 

Tu largo pelo rojizo, 
relámpago del verano, 
vibra con dulce violencia 
en la espalda de la noche. 

Corriente oscura del sueño 
que mana entre rüinas 
y te construye de nada: 
amargas trenzas, olvido, 
húmeda costa nocturna 
donde se tiende y golpea 
un mar sonámbulo, ciego.

Octavio Paz (México, 1914-1998)