Follow by Email

jueves, 13 de noviembre de 2014

MODELOS ECONÓMICOS PRESENTES EN LA CONSTITUCIÓN DE LA REPÚBLICA DE COLOMBIA DE 1991, por David Alberto Campos Vargas

La Constitución del 91 fue un gran momento para la Colombia del siglo XX. Después de una década escalofriante, azotada por los carteles de estupefacientes, el terrorismo (tanto de la guerrilla como del naciente paramilitarismo), la cultura mafiosa, y tras haber asistido a las elecciones presidenciales más sangrientas en su historia  (fueron asesinados tres de los cuatro candidatos presidenciales: Luis Carlos Galán, Carlos Pizarro y Bernardo Jaramillo), el país pudo por fin tener un momento de ilusión (7,8).
La Asamblea Nacional Constituyente, de cuyo seno salió la Constitución Política de 1991, trató de integrar distintos sectores de la sociedad y de permitir una amplia participación ciudadana. Todavía recuerdo el optimismo, la seguridad que muchos colombianos sintieron en aquellos tiempos.
Dicha Asamblea fue presidida por representantes de los tres partidos políticos que mostraron mayor caudal electoral en las presidenciales de 1990: Horacio Serpa por el Liberal, Alvaro Gómez Hurtado por el Conservador, y Antonio Navarro Wolf por el M-19. Y en efecto, en dicha Constitución se vio plasmado el ideario de Gómez, un intelectual al que, para su propia desgracia, el país jamás dio una oportunidad.
Por esto mismo, no es de extrañar que dicha Constitución tenga un marcado tono a doctrina social de la Iglesia. Gómez era un católico practicante, de talante profundamente tradicionalista y formación filosófica neoescolástica y personalista (9,10). Tampoco que existan elementos del más puro Liberalismo, en los que resuenan ecos a Stuart Mill (11), teniendo en cuenta, además, que en Colombia tanto el partido Conservador como el Liberal son, al fin de cuentas, derivados directos de Locke, Montesquieu y los ilustrados franceses (12). Se pueden ver también elementos del socialismo, matizados obviamente.
Ante todo, la influencia en nuestra Constitución de la doctrina social de la Iglesia son evidentes: el énfasis en la garantía de la propiedad privada; el reconocimiento de que dicha propiedad tiene una función social e implica obligaciones (se menciona una función ecológica de la propiedad); la supremacía del bien común sobre el interés privado; el llamado a empresas y empresarios a que ejerzan una función social; la limitación de la libertad económica en aras del bien común, el medio ambiente y el patrimonio cultural; el llamado al Estado a intervenir a favor de todas las personas, en especial a las de menores ingresos, para que tengan acceso efectivo a los bienes y servicios básicos .
También destacan elementos del Liberalismo (sobretodo en los artículos 333 y 336): el reconocimiento de la libertad de la actividad económica y la iniciativa privada; el reconocimiento de la libre competencia; la deslegitimación de los monopolios que no tengan una función de arbitrio rentístico o promoción social;
La nota socialista de la Constitución está dada por elementos como: la promoción y protección de formas asociativas y solidarias de propiedad; el derecho del Estado a hacer expropiación (eso sí, después de sentencia social e indemnización) y el énfasis (sobre todo en el artículo 334) en la naturaleza del Estado como director general de la economía y responsable de dar pleno empleo a los recursos humanos.
Para finalizar, creo que vale la pena anotar que el lector puede captar una concepción derivada de la Fisiocracia a lo largo de toda la Constitución, como cuando se menciona que el Estado es propietario del suelo, el subsuelo y de los recursos naturales no renovables (13).

REFERENCIAS

(1) Herrerías, A. Historia del pensamiento económico, México, 2012
(2) Rosenthal, I. Diccionario de Filosofía, Bogotá, 1995
(3) Runes, D. Diccionario de Filosofía, Barcelona, 2007
(4) Lenin, V. Obras Escogidas, Madrid, 1970
(5) Lois, J. Teología de la Liberación, San José, 1989
(6) Vargas Llosa, M. El pez en el agua, México, 2010
(7) Campos, D.A. Historia Colombiana del siglo XX, Armenia, 2014
(8) Campos, D.A. Aventuras y desventuras de la salud mental en Colombia, Bogotá, 2009
(9) Gómez Hurtado, A. La calidad de vida, Bogotá, 2008
(10) Gómez Hurtado, A. Discursos escogidos, Bogotá, 2005
(11) Salazar, R. Filosofía Contemporánea, Bogotá, 2013
(12) Campos, D.A. Bolívar y Santander, Bogotá, 2012

(13) Varios autores, Constitución Política de Colombia, 1991

David Alberto Campos Vargas (Colombia, 1982)