Follow by Email

lunes, 9 de junio de 2014

Tostao, por David Alberto Campos

Tostao el inspirado, Tostao el ídolo, Tostao el amado de la torcida. Su verdadero nombre era Eduardo Goncalvez de Andrade, pero pronto lo apodaron "Tostao" ("pequeña moneda") y ya a los 6 años (otro caso de precocidad futbolera, junto a Fritz Walter) era el "crack" de la selección de primaria de su colegio: al parecer este chiquitín anotó 47 tantos (!!!) en un solo partido. Ya más grandecito, jugó en el América, el Cruzeiro (club en el que todavía ostenta el record de máximo anotador) y el Vasco da Gama. Sus goles, y sobretodo, sus asistencias, lo convirtieron en pieza clave de todos los equipos que conformó. Con Brasil jugó 54 encuentros (en los que hizo 32 goles), incluyendo los Mundiales de 1966 y 1970. En este último, dirigido por el legendario Mario Lobo "Zagallo", conformó el equipo de ensueño de toda la Historia de las Copas del Mundo: Rivelino, Pelé, Jairzinho, Gerson, Carlos Alberto, Clodoaldo, Piazza, Britto, por sólo mencionar algunos, eran sus superdotados compañeros de juego. Obviamente, con una mezcla de buen fútbol, intuición y "juego-espectáculo", esa inolvidable selección brasilera conquistó para siempre la copa Jules Rimet (tras el tricampeonato 1958, 1962 y 1970). En 1972, este cañonero tuvo que retirarse a los 27 años de edad, por un grave problema de retina al parecer secundario a un golpe sufrido en un encuentro de la liga brasilera. Estudió entonces Medicina, y se ha desempeñado en esta profesión con éxito, aunque en ocasiones presenta programas de TV o radio, y la torcida tiene ocasión de suspirar y recordar con nostalgia al mago de México-70, al delantero letal, al habilísimo Tostao que permanecerá para siempre en la Historia del fútbol.

David Alberto Campos Vargas (Colombia, 1982)