Follow by Email

lunes, 9 de junio de 2014

Michel Platini, por David Alberto Campos

Uno de los más eximios representantes del fútbol exquisito: Michel Platini. Junto a Zidane, el mejor jugador francés de todos los tiempos. Unía a su excelente condición técnica un gran olfato goleador, regate y precisión.

Con la selección nacional de 
Francia jugó los mundiales de 1978 (con una impecable actuación, aunque su equipo salió eliminado en la primera ronda), 1982 (capitaneando un equipo que jugaba como los ángeles) y 1986 (en el que comandó una legión de jugadores elegantes, con oficio y entrega). Anotó en los tres campeonatos, y se erigió en la columna vertebral del equipo francés. Liderazgo y maestría hicieron de Platini el 10 y el capitán ideal para su grupo (lo mismo que Maradona en Argentinal). En España 1982, al ser eliminado el mágico Brasil de Telé Santana (en el que se encontraban figurones como Zico, Sócrates, Junior y Falcao), Francia y Platini asumieron la defensa del juego vistoso y llegaron hasta las semifinales, en las que disputaron un partido formidable contra Alemania, cayendo al final en la tanda de penalties después de un vibrante 3-3. En México 1986 hizo gala de una destreza técnica casi ilimitada, dejó en el camino a Brasil (que había llegado invicto y sin goles en contra a los cuartos de final)...pero nuevamente los alemanes (Rummenigge, Allofs, Voller, Matthaus y compañía) lo privaron de la oportunidad de disputar la final. En la Eurocopa de 1984 brilló y se llevó el título de campeón y goleador (con 9 tantos), siendo además el mejor jugador del torneo.

A nivel de clubes, empezó con el AS Joeuf, a los 11 años, bajo la dirección de su propio padre. Después pasó al Nancy, con el que ganó la Liga; con el Saint Etienne también ganó el campeonato francés y se erigió como máximo anotador en dos temporadas. Pero fue en la Juventus donde hizo historia: de 1982 a 1987 su magia encantó a toda Italia, siendo máximo anotador en 1983, 1984 y 1985, campeón de Liga, campeón e la Copa Italia, campeón de la Recopa, campeón de la Supercopa y de la Liga de Campeones; también se alzó con la Copa Intercontinental al vencer a Argentinos Juniors en un disputado encuentro. Sus goles de tiro libre, sus pases medidos y el estilo elegante de su juego produjeron momentos inolvidables. Se retiró en 1987, a los 32 años de edad.

Mejor jugador francés en varias ocasiones; premio France Football en 1976 y 1977; premio Onze d'Or, Mejor Futbolista Europeo y Balón de Oro en 1983, 1984 y 1985; premio World Soccer al Mejor Futbolista del Mundo en 1984 y 1985, y premio Capocannonieri en 1983, 1984 y 1985. 

Ha sido directivo de la Federación Francesa de Fútbol, Presidente del comité organizador del Mundial de 1998 y Presidente de la UEFA.


David Alberto Campos Vargas (Colombia, 1982)