Follow by Email

lunes, 9 de junio de 2014

Fritz Walter, por David Alberto Campos

Fritz Walter, ídolo alemán de todos los tiempos, empezó su carrera a los 8 años de edad (!). Ya en la década de los 1940's Sepp Herberger lo había seleccionado en varias ocasiones. Durante la terrible Segunda Guerra Mundial, a los 24 años, fue hecho prisionero en Hungría y se deleitó jugando fútbol con los guardias, que le tomaron cariño y suplicaron a los rusos lo dejaran libre. A los 30 años retornó a Alemania y se echó el Kaiserlautern al hombro, coronándolo campeón de la Bundesliga de manera consecutiva, de 1950 a 1953. De igual manera, Alemania Federal tuvo en este hombre serio, responsable y ordenado un capitán inigualable. Inspiraba tanto respeto entre sus compañeros que nadie tomaba una decisión "sin el consentimiento de Fritz". De otro lado, unía a su legendario liderazgo una técnica impresionante, gran regate y capacidad goleadora. Siendo ya un "veterano" de 34 años, con el aval del técnico Herberger capitaneó a Alemania en Suiza-1954: fue su espíritu indomable la principal inspiración para sus compañeros, que remontaron un 0-2 en contra frente a Hungría (la favorita del torneo) para imponerse 3-2 en la final más emocionante de la historia de las Copas del Mundo. Walter continuó jugando fútbol a nivel internacional, como seleccionado alemán, hasta la edad de 40 años: en 1956, frente a 100.000 espectadores, en Leipzig, anotó un gol de "rabona" que hizo estallar de júbilo al público. Y en Suecia -1958, su espíritu de lucha y liderazgo (junto a otro veterano, Helmut Rahn) llevaron a Alemania a la semifinales. 

David Alberto Campos Vargas (Colombia, 1982)