Follow by Email

sábado, 11 de enero de 2014

La leyenda del Salto Ramírez, por Alfonso Ricciuto

Hurga un coatí el racimo de la palma festejando su hallazgo de pindó pero silba el “yasí” sobre la calma melena hirsuta del “yatevó” Agita el agua con su bastón de oro teme que en ese espejo el que se mire descubra la caverna y el tesoro que ha escondido el Jesuita en el Ramírez. El provocó el derrumbe de basalto que hace muy poco escondió la gruta del cofre fabuloso tras el salto. De nuevo el silbo agudo que sorprende al Yacutinga que robó la fruta del guardián y poderoso Duende. Alfonso Ricciuto (Argentina, 1950)