Follow by Email

sábado, 11 de enero de 2014

Cuartetos Sueltos, por Alfonso Ricciuto

Es templo sin altar la poesía al que ingreso humilde, con respeto allí junto a la cruz cuelgo el Soneto y elevo mi plegaria, cada día Soy un vencejo errante cuyas plumas de tanto vuelo en azarosa vida tienen recuerdos de haber sido heridas como del beso que les da la bruma. Tu amor es ala que a mi sueño impulsa entre nubes del tedio cotidiano gusto y matiz contra la vida insulsa brasa de fe que se encendió en mi mano. Que es sencillo escribir, nadie lo duda esfuerzo de la mano y la cabeza difícil es hallar a la belleza y que a la cita con el verso acuda. Alfonso Ricciuto (Argentina, 1950)