Follow by Email

martes, 22 de octubre de 2013

XXVII

Ya para el 2001 empecé a leer literatura alemana en forma. Me empapé en autores de todas las épocas: Schiller, Dürrenmatt, Hesse, Goethe, Süskind, Böll, Heine, Novalis, Fichte, Brecht, Schopenhauer, Nietzsche, Jaspers…Siempre estaré agradecido con los escritores alemanes. Así como admiré en los clásicos ese equilibrio entre fondo y forma tan difícil de conseguir, así como me nutrí de la lírica fecunda de Rubén Darío y me dejé maravillar por los grandes del Siglo de Oro español y del boom latinoamericano, leyendo a los alemanes también gané mucho. Es, en efecto, una literatura que siempre conduce a la reflexión, al acontecer filosófico.