Follow by Email

viernes, 30 de agosto de 2013

Sobre Juan Manuel Santos y el Paro Nacional de Agricultores II

Hay que tener mucho cuidado. Santos, en su afán maquiavélico por perpetuarse en el poder ("confunde y reinarás"), ahora pone el acento en los actos de vandalismo (ejecutados por desadaptados e infiltrados, no por los ciudadanos pacíficos que ayer nomás dieron ejemplo al defender a varios policías de la turba) para restarle importancia a las legítimas aspiraciones de los campesinos y los estudiantes. Me gustaría verlo, igual de arrogante y combativo (hoy hizo retirar a los representantes de su gobierno de las mesas de diálogo con los agricultores) con los verdaderos vándalos. Pero no es así. A ellos sí les piensa dar puestos en el Congreso, beneficios y ventajas (hasta un canal privado le están pidiendo). Ellos sí se levantan de la mesa y Santos corre a mendigarles un tiempito más (para su reelección). ¿Les ofrecería Santos, a los campesinos de Colombia, las mismas comodidades que gozan los verdaderos terroristas en La Habana? Cuesta creer que a nuestros campesinos, personas que han trabajado siempre honradamente y de buena fe, y que han alimentado durante décadas a esa misma gente esnob que los menosprecia y ridiculiza (y que representa con creces este psicópata que tenemos dizque de Presidente), sean tratados como parias. ¿Eso es una "democracia representativa"? En modo alguno. Se debe tener mucha prudencia, y educar a la ciudadanía, porque lo que se viene es un bombardeo publicitario descomunal. Por un lado, este inepto buscando su reelección. Por el otro, toda esa caterva de políticos tradicionales intentando pescar en río revuelto. Y los consentidos de Santos manipulando para instaurar en Colombia un Estado chavista. Insisto en que la ciudadanía debe votar muy cuidadosamente. Todo lo que se haga en 2014 será trascendental y decisivo. David Alberto Campos V