Follow by Email

miércoles, 11 de julio de 2012

Me enamoré, sin saberlo (por Luis Alberto Campos Rodríguez)

Tu mirar y tu sonrisa,/Tu acento, tu voz,/Tus labios húmedos de besos/(Los besos que se fueron),/Tus caricias tras los velos insondables/De la entrega a lo eterno.../Besos del recuerdo de los años,/De la noche y de la aurora/Besos de lo incierto/Loas de amor, destellos/Cubiertos de cuerpo.../Nunca supe/Tus deseos/Nunca supe/Qué escribía, qué te daba/En el abrazo incierto.../Respondes en las brumas/Del incienso./Conmigo iré/Contigo, siempre /-sin saberlo-/ LUIS ALBERTO CAMPOS RODRIGUEZ Nació en Altamira (Huila) el 29 de julio de 1938. Cursó estudios primarios en el Colegio de la Presentación de Altamira, y secundarios en el Seminario Conciliar de Garzón, donde se graduó de bachiller. En este mismo seminario recibió clases de los filósofos Eduardo Arboleda Valencia, Wilhelm Kerrmans y Wilhelm Rudjyk, y del lazarista Nicolás Bayona. Concluyó sus estudios de Teología y Filosofía en 1957, año en que empezó a trabajar como auxiliar en la Registraduría Nacional del Estado Civil. Su labor docente inició en 1959, como profesor en el Colegio San Luis Gonzaga, en el municipio de Elías (Huila), a cargo de las asignaturas de Artes, Lengua Castellana y Civismo. De ahí pasa a Bogotá a trabajar como instructor del SENA en 1960, donde dictó Ética e Instituciones y Seguridad Social y Laboral. Inició sus estudios de Derecho y Ciencias Políticas en la Universidad La Gran Colombia, donde fue el mejor alumno de Derecho Constitucional (cátedra a cargo del magistrado Ricardo Medina Moyano, mártir de la toma del Palacio de Justicia de Colombia en 1985) y alumno destacado de Derecho Probatorio con el profesor Luis Caro Escallón. También se distinguió en Filosofía del Derecho, escribiendo junto a Fernando Cruz Klonfy y Laureano Tascón Villa artículos sobre derecho natural, sociología del derecho y antropología. Su tesis de grado fue "Origen y Decadencia de la Soberanía" (1966). Se desempeñó Juez Municipal en Guadalupe (Huila), Juez Penal Municipal en La Plata (Huila) y Fiscal Superior en Florencia (Caquetá), municipio donde también fungió de Secretario de Gobierno (1968-1969) y en el que fue periodista de los diarios Voz del Caquetá y Portal Amazónico, con la columna de política y crítica social "Los pobres ricos de las ciudades pobres". Nombrado después Juez Civil del Circuito de Garzón (1970), hasta que hizo parte del Tribunal Superior de Neiva como abogado asistente de la sala penal. Ahí retomó la docencia, dictando Historia en el colegio José María Rojas Garrido. Regresó a Garzón (Huila) en 1972 para desempeñarse como Juez Único Laboral del Circuito, además de profesor de Literatura e Historia en el Colegio José Eustasio Rivera. De 1972 a 1977 fue Fiscal Superior y dictó Literatura y Lengua Castellana en el Colegio de La Presentación de Garzón. De 1977 a 1997 trabajó como Fiscal y luego Procurador del Tribunal Superior de Neiva (Huila). De esta época son sus escritos "La diosa del Chairá", "Derecho Probatorio" y "Cuentos". Asimismo su acción social como fundador de Clubes de LeonesClubes de Leones en los municipios de Neiva (del que fue Presidente en 1986), La Plata y Campoalegre, y activista social. Desde 2000 es abogado litigante en Bogotá. Ha escrito "El Testamento del Taitapuro", "Alfa y Omega", "Productividad Agrícola", "La hacienda del tío Jerónimo" (2012)y algunos poemas.