Follow by Email

sábado, 7 de enero de 2012

Canción

¡Oh, si el volverse a ver fuera tan dulce
Como es triste y cruel decirse adiós!
Mas Dios no quiere que el placer se mida
En la misma medida del dolor.

Adiós, pues. De tu amor guardo un recuerdo,
Mas si ese amor fue un sueño nada más,
Yo no recibo en cambio de ese sueño
La más encantadora realidad.

Brilla al través de tus hermosos ojos
Un universo de placer y amor;
Y aunque ese fuego no lo brote el alma,
Brille en tus ojos al decirme adiós.

Mírame así, que tu mirar ardiente
Pudiera iluminar un porvenir;
Y si tus ojos deben dar la muerte
Será dulce morir. ¡Mírame así....!

Gregorio Gutiérrez González (La Ceja del Tambo, 1826 - Medellín, 1972)