Follow by Email

viernes, 16 de diciembre de 2011

EL SENDERO SIN FIN, por Luis Fernando Campos

Y el tiempo pasó y nadie sabía quién se acercaba,
Ni cómo, ni dónde, ni para qué.
Sólo sabíamos que alguien acechaba
En ese oscuro camino.

Un camino por el que todos pasábamos
Sin reconocernos a nosotros mismos,
Caminando solos.

Y es que este sendero no tenía fin.
Y, dudosamente, algún comienzo.

Solo había un rey, que lo sabía todo
Y nos acompañaba en el sendero.

Guiados éramos en la sombra.
Nos refugiábamos,
Nos escabullíamos, nos creíamos amparados
Aún por quien nos había desamparado.
Nos creíamos salvados,
Nos creíamos protegidos por él.
(Nunca supimos quién era,
Ni cómo era, ni de dónde venía, ni para qué).

Recordábamos los tiempos
En los que creíamos
Que en el fuego no nos quemábamos.
Ahora nos quemábamos,
Nos asábamos por dentro,
Comidos por la tentación y las ganas de vivir
El hoy sin importar el mañana.

Luis Fernando Campos Vargas (Colombia, 1998). Escritor y compositor. Lidera la banda de rock “Crossbowmen”. De su producción musical destacan “The Desert Valley” y “Forgive Me”. Es coautor de “Sincronicidad y Causalidad Circular” (2010).