Follow by Email

domingo, 23 de octubre de 2011

Para mi hijo David Alberto

Me serviste de compañía,
como un amigo;
fuiste confidente para mí,
más que un amigo;
por tu amistad,
hasta dejé amigos.
Solamente te he pedido
ser mi amigo.
En tí encontraré
un refugio amigo.
Delante de mí,
o de mi ausencia,
háblame,
y escúchame,
como amigo.

Luis Alberto Campos Rodríguez (Altamira, Huila, Colombia, 1938)