Follow by Email

miércoles, 5 de enero de 2011

Llueve

Llueve
Y el agua es arpa
Y mi alma mandala de imágenes
Y tu felicidad, que es la mía,
Y la Paz que nos envuelve

Llueve y el destino es infinito:
Como lo que se experimenta
Al hablar otro lenguaje, sutil y reflexivo...

Cuando llueve se acerca la dicha
Del retorno a lo más Puro:
Te siento, me siento, te amo
En un clímax sin Tiempo

Y el cristal en tus ojos es la lluvia
Y la gracia de tus manos es la lluvia
Y tu corazón sigue el ritmo de la lluvia

Llueve
Y el poema nos saluda
La Naturaleza sonríe
El Amor se impone
Llueve
Y el agua es arpa
Y mi alma mandala de imágenes
Y tu felicidad, que es la mía,
Es la misma Paz que nos envuelve.


David Alberto Campos Vargas (Colombia, 1982) Tomado de Catedral y Aquelarre