Follow by Email

jueves, 27 de noviembre de 2008

Advertencia de Unesco

Si Gobiernos no actúan, en 2015 habrá 30 millones de niños iletrados, según Unesco

Pese a que los gobiernos se habían comprometido a que para ese año las desigualdades en materia educativa estarían superadas, a siete años la meta todavía se ve lejana.

Así lo establece el Informe de Seguimiento de la Educación en el Mundo 2009 que divulgó la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura, Unesco, simultáneamente en Ginebra y Santiago de Chile y publicado en París.

Según el reporte, la educación depende aún de "inaceptables desigualdades" fundadas en la renta, el sexo, la etnia o el lugar de residencia, lo que en 2006 se traducía en 75 millones de niños -un 55 por ciento niñas- sin escolarizar y en 776 millones de adultos -dos tercios mujeres-analfabetos.

Si persiste la tendencia actual, los expertos estiman que en 2015 habrá además de los 30 millones de niños sin escolarizar, unos 700 millones de adultos iletrados.

La "indiferencia política", unas estrategias educativas "poco enérgicas" y "el fracaso de los donantes" son los responsables de esta situación.

Entre otros "derroteros inquietantes", el documento cita los 30.000 millones de dólares que faltan aún para cumplir con los objetivos de la Educación para Todos (EPT), del incremento de 50.000 millones de dólares prometido en 2005 por los donantes.

Progresos en América

Según el informe la mayoría de los países de América Latina y el Caribe lograron universalizar la enseñanza primaria, y están en expansión la preescolar, secundaria y superior.

Para el 2006, los niños sin escolarizar en esta región sólo representaban el 3,5 por ciento del total de niños sin escuela en todo el mundo, o sea unos 2,6 millones de infantes.

El informe destacó los esfuerzos de los gobiernos de Ecuador, Brasil y México que tienen programas de transferencia de dinero en efectivo a las familias más pobres.

Reconoció que Aruba y Cuba son los dos países de la región que han alcanzado el estándar de educación para todos e indicó que Argentina, México y Uruguay no tardarán en hacerlo mientras que otras 18 naciones se hallan en una posición intermedia.

Nicaragua, por el contrario, es el único país de la región que aún está distante de alcanzar los objetivos del Índice Educación para Todos, que considera la atención a la primera infancia, el acceso a la educación primaria universal y a la educación secundaria y superior, la alfabetización de adultos, la calidad de la educación y la paridad de género.

Brasil, el país más grande de la región, que tenía más de 500.000 niños sin escolarizar en 2006, "va sin embargo por buen camino para lograr la enseñanza primaria universal de aquí a 2015", señala el informe del organismo de Naciones Unidas.

Sobre la inversión que hace América Latina en educación,
Unesco indicó que entre 1999 y 2006, el porcentaje del PNB aumentó en 11 de los 20 países sobre los que se dispone de datos correspondientes a ambos años, entre ellos Bolivia, Cuba y México. En cambio, Argentina, Paraguay y Perú figuran entre los nueve países donde disminuyó.

El porcentaje del producto nacional bruto (PNB) destinado al gasto público total en educación oscila entre 1,2 por ciento en Bermudas y 10,8 por ciento en Saint Kitts y Nevis, con una media regional de 4,1 por ciento, una cifra inferior a la del conjunto de los países en desarrollo (4,4 por ciento) y la de los países desarrollados (5,3 por ciento).

América Latina destina 614 dólares de gasto público por alumno de educación primaria. África subsahariana 167 dólares mientras que los países desarrollados más de 5.000 dólares.

Las cifras de América:

Primaria: Entre 1999 y 2006 el número de niños escolarizados en la enseñanza preescolar pasó de 16,4 a 20,3 millones, lo que elevó la tasa bruta de escolarización de 56 a 65 por ciento. En el 2006, además, unos 69 millones de niños estaban escolarizados en la enseñanza primaria.

Secundaria: En 2006 había 59 millones de alumnos de secundaria en América Latina y el Caribe. La tasa bruta de escolarización para este ciclo de enseñanza aumentó de 80 a 89 por ciento entre 1999 y 2006.

Educación superior: En 2006 había 16 millones de estudiantes en 2006, pero con niveles muy variables ya que, por ejemplo, la tasa bruta de matriculas en este ciclo educativo oscila de un 3 por ciento en Belice a un 88 por ciento en Cuba.

París, Efe y AFP

Tomado de El Tiempo, 27 de noviembre de 2008