miércoles, 1 de octubre de 2008

Sobre el magnicidio de Galán Sarmiento

El médico personal y coordinador del Nuevo Liberalismo en el Tolima, Augusto Leyva Samper, aseguró que desde que abrieron las oficinas en ese departamento "que veneraba a Santofimio", fueron víctimas de numerosas agresiones y amenazas, cuando Galán subía en la encuestas. "El día del lanzamiento de la candidatura de Santofimio Botero, en el parque Murillo Toro de Ibagué, había una pancarta grandísima que decía : Santofimistas asistiremos al entierro de Galán".

Leyva Samper agregó que la foto de la pancarta fue publicada en el periódico que tenían los Santofimistas. "Luego de la muerte de Luis Carlos en una de las misas que hicimos en Ibagué , una persona se me acercó y me dio uno de los periódicos que aun se repartían. Los del partido empezamos a comprar los que más pudimos y ellos al sospechar dejaron de venderlo. Dos semanas después volvieron a circular pero le tacharon burdamente la parte donde se refería al asesinato". Leyva y el ex presidente César Gaviria dialogaron con el entonces director del DAS , general Miguel Alfredo Maza Márquez y le entregarle la copia del periódico, pero no se supo que pasó con esa prueba.

Una de las inconsistencias que el médico encontró en el proceso, fue la demora en llamar a declarar a quienes tenían información sobre la muerte del líder político. "El asesinato se cometió en el 89 y a mí me llamaron a declarar a penas en el 96, cuando uno ya tiene edad y no se acuerda de ciertas cosas. Esa fue una estrategia, un complot", puntualizó.

"En el cumpleaños de Santofimio brindaron por la muerte de Luis Carlos Galán"

La mujer que fue testigo de las dos reuniones encabezadas por Santofimio donde se habría planeando la muerte del líder del Nuevo Liberalismo, aseguró que en el cumpleaños de Alberto Santofimio en el año 89 hicieron un brindis por la muerte de Luis Carlos Galán y la ascensión al poder de Santofimio y los líderes del narcotráfico. Reveló que apenas supo del "macabro plan", salió corriendo a Bogotá donde se reunió con el candidato presidencial del Nuevo Liberalismo y le insistió en que debía contarle al presidente Virgilio Barco todo lo que se estaba fraguando en su contra. " El presidente lo atendió el mismo día y muy cordialmente le dijo que el gobierno no tenía cómo proteger su vida" , sostuvo el doctor Leyva. "A los pocos días le fue cambiada la escolta de confianza a Galán . El Nuevo Liberalismo y la familia, comenzamos a ver como cosas raras en esa nueva escolta. También le cambiaron el guardaespaldas al que le teníamos más confianza y al que queríamos mucho. Luego sucedió la tragedia de Soacha ", agregó.

Quince días antes de la muerte de Luis Carlos Galán, el médico Leiva Samper había sido víctima de un atentado. "No sé exactamente de lo que se trató. Diez hombres haciéndose pasar por pacientes pidieron las citas de toda una tarde. Llegaron , me encañonaron y me dijeron que venían del DAS buscando droga. Me empezaron a insultar . 0í como recibían una orden por radioteléfono y se fueron. Cuando Luis Carlos supo del incidente se preocupó mucho y se puso muy triste porque, según él, la clase política del país, no estaba moviendo ni un dedo para protegerlo".

"Si a mí me asesinan miren al Tolima, para ver los culpables"

Antonio Melo Salazar , concejal del Nuevo Liberalismo en esa época, fue uno de los testigos de excepción del magnicidio. El abogado Víctor Boadilla le presentó a la mujer que oyó cuando se estaba " cocinando " la muerte de Luis Carlos Galán, en dos reuniones entre políticos y mafiosos en la finca " La Alsacia" a las afueras de Ibagué." Ella habló de "El Mexicano", de Pablo Escobar y de Santofimio. 0freció su testimonió a la Fiscalía. 20 días antes del asesinato de Galán en un desayuno en Popayán en la casa de Mildre Jaramillo, el líder había dicho que "si a mí me asesinan miren al Tolima, para ver los culpables". Para el abogado ciertas pruebas con las que contaba la Fiscalía no fueron estudiadas en su a fondo en su opoprtunidad."Cuando fui a la Fiscalía a declarar hace unos 10 años, me mostraron unas fotos inéditas en donde aparecían en la plaza de Soacha varios hombres con "sombrerito aguadeño" y poncho que parecía ser el uniforme de los bandoleros de la época. ¿Quién anda en mangas de camisa en Soacha por la noche?, preguntó el ex concejal del Nuevo Liberalismo.

La posibilidad de que el ex senador y ex ministro Alberto Santofimio haya sido autor intelectual del magnicidio del caudillo colombiano Luís Carlos Galán no solamente está respaldada por testimonios como el de la ex presentadora de televisión y ex amante de Pablo Escobar, Virginia Vallejo, revelado por El Nuevo Herald, sino que la Policía grabó conversaciones telefónicas entre el político y el extinto narcotraficante que después desaparecieron, de acuerdo con un informe de inteligencia en poder de este periodista.

De acuerdo con la misma fuente, el ex oficial de policía Jacobo Torregrosa, quien fuera jefe de escoltas de Galán, tras el magnicidio, ocurrido el 18 de agosto de 1989, se fue a trabajar con el narcotraficante Pablo Escobar, jefe del poderoso cartel de Medellín, y en el año 2000 murió en la ciudad caribeña de Santa Marta en circunstancias que no fueron explicadas.

Parientes de Galán y expertos en el magnicidio, incluidos amigos personales del líder sacrificado declararon ayer a El Nuevo Herald desconocer por completo estas informaciones, entregadas a este periodista por un alto ex funcionario del DAS, policía política secreta que estuvo a cargo de la seguridad del candidato presidencial.

''Por el fracaso del sistema de protección y del dispositivo de seguridad en Soacha no se produjo ni una sola sanción disciplinaria, muy a pesar de todas las pruebas que comprometían a escoltas y a directivos (del DAS)'', revela el informe.

Además, ``a todos los sicarios (18 en total), los mataron''.

El documento de la división de inteligencia de la Policía Nacional, titulado ''El Caso Galán'', sostiene: ``Informes de inteligencia con grabaciones telefónicas que comprometían a Santofimio desaparecieron del despacho del Director del DAS (de) Antioquia''.

El expediente policial que contiene las revelaciones actualmente es utilizado en ciclos de formación de oficiales sobre protección policial de personalidades.

El ex funcionario estatal que entregó el documento explicó que en las grabaciones desaparecidas ''Santofimio y Escobar hablaban sobre la necesidad de quitar a Galán del medio'' en el camino hacia la presidencia de Colombia, opción que Galán tenía ganada, de acuerdo con las encuestas, para las elecciones de 1990.

Santofimio también aspiraba a ganar en esa contienda en representación del Partido Liberal. De acuerdo con la fuente que entregó el documento, las grabaciones fueron escuchadas por ''bastantes'' oficiales de policía y guardadas en una caja fuerte de la que desaparecieron. Este informe de la Policía nunca fue incorporado al juicio en el que actualmente Santofimio es procesado como posible autor intelectual del magnicidio de Galán en el sentido de que habría sido quien presionó y finalmente convenció a Escobar de la necesidad de asesinar a Galán en uno de los crímenes que más ha lamentado Colombia durante el último medio siglo.

'Ante la evidente intención criminal del cartel de Medellín y la conspiración narcopolítica, el Dr. GALAN dijo: `SI MUERO ASESINADO, PARA ENCONTRAR A LOS CULPABLES, MIREN HACIA EL TOLIMA'

De acuerdo con el informe de inteligencia entregado a El Nuevo Herald, el esquema de protección de Galán, suministrado por el DAS, estuvo infiltrado por el cartel de Medellín y consistió en ``15 escoltas al mando del teniente Ponal JACOBO TORREGROSA MELO, un conductor particular, RAFAEL RINCON, de confianza del PMI (Galán); 5 hombres del equipo de avanzada al mando del Coronel retirado del Ejército HOMERO RODRIGUEZ''.
Entre tanto, los atacantes fueron ``18 sicarios que portaban carné de identificación de inteligencia militar B-2''.

Entre estos últimos figuraban ``JAIME EDUARDO RUEDA ROCHA, asesino del Dr. GALAN, JOSE EVER RUEDA SILVA. HELI MUÑOZ, JOSE ANTONIO TELLEZ alias pantera, JAVIER RODRIGUEZ, MARTIN OLARTE, GONZALO MONTERO, ORLANDO Y ENRIQUE CHAVEZ, HENRY PEREZ, teniente FLORES, sargento HERRERA. Y los sicarios alias Pájaro Loco, alias Germán, alias Peñalosa, alias Cali y alias Pocapena.

El sicario que finalmente asesinó a Galán, dice el informe, fue ``Jaime Eduardo Rueda Rocha (quien) se infiltra junto a la tarima (en la que estaba Galán) con un carné del B-2, con la ayuda de 2 escoltas torcidos (traidores) del Dr. Galán, todos los sicarios debían usar un sombrero blanco, cuando Jaime le dispara al Dr. Galán, los Chávez (dos hermanos sicarios) debían hacer hostigamiento para generar pánico y cubrir la retirada de los sicarios''.

``El combo (grupo) de (alias) Pocapena, se instala en la entrada de Soacha, con eso, si no logran matar al Dr. Galán, ellos le dispararían un rocket al carro del doctor y el teniente Flórez y el sargento Herrera sacarían a los sicarios con carné del B-2 (inteligencia militar)''.

''Ese 18 de agosto de 1989, cuando estaba a punto de ser asesinado, en sus declaraciones el Dr. Galán llamaba a la unidad de los colombianos en torno a la lucha contra el narcotráfico y diversas formas de violencia que se multiplicaban en el país. Predicaba en el desierto. Diversos sectores de los poderes político, económico y militar estaban interesados en esa ola de exterminio que se desarrollaba en el país'', dice el informe.

El caso Galán ocupa el primer plano de atención en Colombia desde que, el pasado 16 de julio, El Nuevo Herald, en la que ha sido considerada como la noticia del año en Colombia, Virginia Vallejo, por primera vez en su vida contó episodios que calló durante años, por miedo a represalias, sobre la manera como el narcotráfico, en alianza con el poder político, cometió crímenes históricos que acorralaron a Colombia, como los magnicidios de Luis Carlos Galán y su correligionario, el ministro de Justicia Rodrigo Lara Bonilla.

Vallejo, símbolo sexual de los años 80, periodista y estrella de la televisión nacional con cerca de 100 portadas de revistas dedicadas a ella, señala directamente como autor intelectual al ex candidato presidencial, ex ministro de Justicia y ex senador, Alberto Santofimio, actualmente preso en espera de sentencia por la muerte de Galán y la justicia se prepara para dar su veredicto sin haber escuchado la versión privilegiada de Virginia Vallejo y visto las pruebas que ha prometido a la Fiscalía General exhibir para tratar de impedir que el acusado sea declarado inocente (como lo vaticinan medios locales), pues ''eso sería el segundo asesinato de Luis Carlos Galán'', afirma Vallejo.

''Apenas se posesione Galán, te extradita al día siguiente. Tienes que eliminarlo'', solía decirle Santofimio a Escobar, asegura Vallejo. ''Lo único que Santofimio no hizo, fue apretar el gatillo'' y agrega: ''Santofimio era cada vez más descarado con ese tema''. Para ella, ``es el autor intelectual del asesinato de Luis Carlos Galán''.

Tomado de: Caracol Radio